Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Fundamentos del budismo tibetano > Nivel 2: Material lamrim (etapa gradual) > Texto de Los tres principales aspectos del camino

Los tres principales aspectos del camino

(Lam-gtso rnam-gsum)
por Je Tsongkapa (rJe Tsong-kha-pa Blo-bzang grags-pa)
traducido por Alexander Berzin en 1983,
revisado en 2003
Traducido por Israel Lifshitz

Me postro ante mis impecables lamas ennoblecedores.

(1) Intentaré explicar lo mejor que pueda,
el significado esencial de todos los pronunciamientos textuales de los triunfantes,
el camino alabado por los descendientes consagrados de los triunfantes,
el pasaje para los afortunados que desean la liberación.

(2) Escucha con (mente) clara ¡oh afortunado!
cuya mente se fía del sendero que agrada a los triunfantes
al estar desapegado de los placeres de la existencia compulsiva
y deseoso de hacer significativa tu vida de respiros y factores enriquecidos.

(3) Ya que tomar un intenso interés en los frutos placenteros
del océano de la existencia compulsiva, sin renuncia pura
no es un método para (alcanzar) la paz (de la liberación),
de hecho, al anhelar lo que se encuentra en situaciones compulsivas,
los seres limitados están completamente atados.
Primero, esfuérzate en la renuncia.

(4) Al acostumbrar a tu mente que no hay tiempo que perder
cuando una vida de respiros y riquezas es tan difícil de encontrar,
aléjate de tu obsesión con las apariencias de esta vida.
Al pensar una y otra vez en los problemas del renacimiento recurrente
y en que (las leyes de) causa y efecto conductual son infalibles,
aléjate de tu obsesión con las apariencias de (vidas) futuras.

(5) Cuando por habituarte de esta forma, no generas ni por un instante
una mente que aspira a los esplendores del recurrente samsara
y desarrollas la actitud que está siempre interesada intensamente,
de día y de noche en la liberación,
en ese momento, has generado la renuncia.

(6) Pero, ya que aún esta renuncia, si no se sostiene con el desarrollo
de la meta pura de la bodichita, no se convertirá en causa
de los esplendores y gloria del estado purificado sin par (de la iluminación),
aquellos que tienen sentido generan la meta suprema de la bodichita.

(7) Arrastradas por las corrientes de los cuatro ríos violentos,
atadas por los apretados grilletes del karma, difíciles de revertir
arrojadas dentro del pozo con trampas de hierro del aferramiento a identidades verdaderas,
completamente envueltas en la pesada obscuridad del no darse cuenta,

(8) inexorablemente atormentadas por los tres tipos de sufrimiento,
vida tras vida, en la ilimitada existencia compulsiva. . .
habiendo pensado así en la condición de tus madres
que se han encontrado en situaciones como éstas,
desarrolla la meta suprema de la bodichita.

(9) Aunque te hayas habituado a la renuncia y la meta de la bodichita,
si aún careces de la conciencia discriminativa que se percata
de la naturaleza de la realidad,
serás incapaz de cortar la raíz de tu existencia compulsiva.
Por tanto, esfuérzate en los métodos para comprender el surgimiento dependiente.

(10) Todo el que ha visto que (las leyes de) causa y efecto conductual
jamás fallan, en todos los fenómenos del samsara y el nirvana,
y que ha logrado derribar los soportes que sostienen las (cogniciones)
que apuntan (a la existencia inherente), cualesquiera que estos sean,
ha entrado al camino que es agradable a los budas.

(11) Las apariencias son surgimientos dependientes no engañosos
y la vacuidad está alejada de cualquier afirmación (de formas imposibles de existir).
Mientras estos dos entendimientos aparezcan ante ti por separado,
es que aún no has realizado la intención de los poderosos.

(12) Pero cuando sin alternancia, sino al unísono,
tu certeza de la mera vista del surgimiento dependiente no engañoso
hace que se derrumben todas tus formas de tomar los objetos (como inherentemente existentes),
has completado el discernimiento de la visión correcta.

(13) Además, cuando sabes que la apariencia elimina el extremo de la existencia,
que la vacuidad elimina el extremo de la no existencia,
y cómo la vacuidad se manifiesta como causa y efecto,
jamás serás atrapado por visiones que se aferran a extremos.

(14) Cuando hayas entendido los puntos de estos
tres principales aspectos del camino, tal como son,
confía en la soledad y, generando el poder de la perseverancia gozosa,
realiza rápidamente, hijo mío, tu meta inmemorable.