Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Estudios históricos, culturales y comparativos > Historia del budismo y bon > Historia de los linajes de ordenación teravada

Historia de los linajes de ordenación teravada

Alexander Berzin, agosto del 2007
Traducido por Francisco Alvarado

El budismo llegó por primera vez a Sri Lanka en el año 249 a.e.c. a través de la misión de Mahinda, hijo del emperador indio Ashoka. Los primeros bikshus [1] de Sri Lanka fueron ordenados en aquella época. Aunque la fecha en la que fue adoptado el nombre teravada está en discusión, en aras de la simplicidad nos referiremos a este linaje budista como “teravada”. El linaje de ordenación de bikshunis [2] teravada fue transmitido a Sri Lanka en el año 240 a.e.c. con la llegada a la isla de Sanghamitta, la hija del Emperador Ashoka. Para el año 1050 e.c. este linaje había desaparecido como consecuencia de la invasión tamil y el subsecuente reinado del Imperio Chola en Sri Lanka.

De acuerdo con la tradición oral, el emperador Ashoka también envió dos emisarios al reino de Suwannaphum, Sona y Uttara (sct. Suvarnabhumi), quienes establecieron el budismo teravada y el linaje de ordenación de los bikshus. La mayoría de los académicos identifican este reino con la gente mon [3] (tailaing) y con la ciudad portuaria de Thaton, en el sur de Birmania. Sin embargo, no está claro si el linaje de ordenación de las bikshuni fue transmitido durante esta época o en una posterior.

Aunque el budismo teravada estuvo presente en varias ciudades pyu del norte de Birmania al menos desde el siglo I a.e.c., éste se mezcló con el mahayana, el hinduismo y la religión local ari, misma que involucraba sacrificios animales a los espíritus. A mediados del siglo XI e.c., el rey Anawrahta unificó el norte de Birmania, conquistó el reino mon en Thaton, estableció su capital en Bagán, e invitó al bikkhu mon Arahanta a establecer el budismo teravada y sus linajes a lo largo de todo su reino.

Con la derrota de los cholas en Sri Lanka en el año 1070 e.c. y el establecimiento de la nueva capital en Polonnaruwa, el linaje de ordenación de bikshus teravada fue restablecido en Sri Lanka por bikshus invitados de Bagán. El rey Anawrahta, sin embargo, cuestionó la pureza del linaje de las bikshuni mon y, en consecuencia, no envió a ninguna bikshuni a restablecer la ordenación de las bikshuni. Así, el linaje de ordenación de bikshunis teravada no resurgió en Sri Lanka en aquel tiempo. La última evidencia documentada de la presencia de un convento de monjas bikshuni en Birmania es en el año 1287 e.c., cuando Bagán cayó ante la invasión mongola.

Del 1215 al 1236 e.c., Sri Lanka fue invadida y en su mayoría gobernada por el rey Magha de Kalinga (actualmente Odisha, en la India Oriental). Durante este periodo, la sanga de bikshus de Sri Lanka fue severamente debilitada. En el año 1236 e.c., con la derrota del Rey Magha, los bikshus teravada de Kanchipuram, un centro budista al interior del debilitado reino chola (actualmente Tamil Nadu, al sur de la India) fueron invitados a Sri Lanka para revivir el linaje de ordenación de bikshus. El hecho de que ninguna bikshuni tamil fuera invitada, sugiere que la sanga de bikshunis teravada ya no estaba presente en esa época en el sur de la India. La última evidencia escrita de la sanga de bikshunis en el norte de la India, incluyendo Bengala, data de finales del siglo XII. No está claro qué linaje de votos de bikshunis profesaban las monjas.

A finales del siglo XIII e.c., el Rey Ramkhamhaeng del reino de Sukhothai en Tailandia, estableció el budismo teravada de Sri Lanka en Tailandia. Dado que la sanga de bikshunis ya no estaba disponible en Sri Lanka en esa época, el linaje de ordenación de bikshunis teravada nunca llegó a Tailandia. Únicamente llegó el linaje de bikshus. Dado que el teravada fue establecido en Camboya desde Tailandia a principios del siglo XIV e.c., y poco después en Laos desde Camboya, el linaje de ordenación de bikshunis teravada nunca llegó tampoco a estos países.

En los países teravada, sólo Sri Lanka ha restablecido oficialmente la ordenación de bikshunis teravada, y esto ocurrió en el año de 1998 e.c. Hasta ese momento, a las mujeres de Sri Lanka sólo se les permitía convertirse en dasasil matas, “practicantes de los diez preceptos”, pero no bikhunis. Aunque tales mujeres laicas visten túnicas y mantienen el celibato, no son consideradas miembros de la sanga monástica. En Birmania y Camboya, a las mujeres solamente se les permite volverse “practicantes de los ocho preceptos”, conocidas en Birmania como as silashin, y en Camboya como donchi o yieychi. Algunas mujeres en Birmania también reciben los diez preceptos. En Tailandia pueden convertirse en “practicantes de los ocho preceptos”, conocidas como maechi (maeji). A partir del año 1864 e.c. en que se dio el resurgimiento del budismo teravada en el distrito Chittagong y en los pueblos de las colinas de Chittagong en Bangladés, desde el estado de Rakhine de la costa de Birmania, las mujeres se han convertido en practicantes de los ocho preceptos.


[1] Del sánscrito bhikshu, del pali bhikkhu: Monje

[2] Del sanscrito bhikshuni, del pali bhikkhuni: Monja

[3] Mon: Etnia mon. Grupo étnico del Sureste Asiático.