Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Estudios históricos, culturales y comparativos > Historia del budismo y bon > Descripción histórica del budismo y el islamismo en Turquestán Occidental

Descripción histórica del budismo y el islamismo en Turquestán Occidental

Alexander Berzin
Septiembre 1994, revisado en noviembre 2006
(Información arqueológica suministrada por Sergei Sokolov)
Traducido por Patricia Ordoñez

Partia y Bactria

Históricamente, el budismo fue encontrado en las cinco ex-repúblicas soviéticas de Asia Central que constituyen el Turquestán Occidental: Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Kirguistán y Kazajistán. El budismo se propagó inicialmente en el siglo I a.e.c. desde Gándara (Paquistán) y Afganistán hasta los reinos de Partia [1] y Bactria. Turkmenistán y el noreste de Irán constituían el reino de Partia, mientras que el sur de Uzbekistán y Tayikistán con el norte de Afganistán constituían el reino de Bactria [2].

Sogdia


El budismo se propagó a Sogdia [3], localizada en la parte central de Uzbekistán y al noroeste de Tayikistán, mayoritariamente desde Bactria. El peregrino chino del siglo VI, Xuanzang (Hsüan-tsang), reportó dos grandes monasterios budistas en Samarcanda, capital del pueblo sogdiano.

El imperio turco occidental

En el siglo VII, cuando el pueblo turco de Mongolia conquistó la mayor parte de Asia Central, el budismo se propagó desde el pueblo sogdiano y desde Kasgar/Khotan en el sur de Turquestán Oriental, hacia el valle del río Taraz (Talas) en el sur de Kazajistán y en el valle del río Chu, en el norte de Kirguistán. Estas regiones formaban parte del imperio turco occidental [4]. En el siglo VIII, cuando el Tíbet gobernó Turquestán Oriental, los tibetanos también ocuparon el este de Kirguistán, llevando consigo el budismo tibetano [5].

Aunque el islamismo llegó a la parte sur de las repúblicas del Asia Central en los siglos IX y X, y a la parte norte en el siglo XI, el budismo no fue eliminado completamente en el norte. El islamismo siempre fue débil allí y se mezcló con el chamanismo e incluso con el budismo. La principal forma de islamismo en la región siempre ha sido el sufismo, una secta no doctrinal que enfatiza la meditación y la comunidad de practicantes muy devotos que viven alrededor de un maestro.

Los mongoles zúngaros

Los mongoles zúngaros [6] de Turquestán Oriental que siguieron la tradición guelugpa del budismo tibetano y de quienes se habían separado los calmucos a principios del siglo XVII, tenían monasterios en tiendas en la región Semirechye de Kazajistán Oriental, al este y al sur del lago Balkash, durante los siglos XVI y hasta la mitad del siglo XVIII; y alrededor del lago Issyk-Kul en Kirguistán, desde la mitad del siglo XVII hasta la mitad del siglo XVIII. Los calmucos también tuvieron monasterios en tiendas en muchas partes de Kazajistán, durante sus migraciones a través de él hacia el Volga.

Los zúngaros también construyeron monasterios en piedra [7] en las regiones de Kazajistán Oriental que rodeaban el lago Balkash. Estos monasterios [8] guelugpa duraron hasta mediados del siglo XIX, cuando Kazajistán fue conquistada por Rusia. No está claro si estos monasterios fueron construidos por los zúngaros antes de que fueran derrotados por los manchúes a mediados del siglo XVIII y sobrevivieron a la destrucción, o si fueron construidos por los refugiados zúngaros que huyeron a Kazajistán después del holocausto y tras la inclusión de Turquestán Oriental al imperio manchú de China. Algunos de ellos podrían haber sido construidos por los calmucos que regresaron desde el Volga a Turquestán Oriental a finales del siglo XVIII, pero que se establecieron en Kazajistán. El asunto es confuso debido a que en Rusia a los zúngaros comúnmente se les llama calmucos.

Préstamos culturales entre el budismo y el islamismo

En toda la región hay indicios del préstamo cultural entre el budismo y el islamismo. Por ejemplo, los sufíes kazajos no sólo creen en la reencarnación, sino que también identifican a las reencarnaciones de maestros sufíes del pasado, como los budistas tibetanos y mongoles hacen con sus maestros. Los sufíes construyen santuarios como tumbas para sus maestros, hacen circunvalaciones alrededor de ellos y encienden lámparas de mantequilla, lo que recuerda la práctica budista alrededor de las estupas de los maestros fallecidos. La meditación sufí incluye la recitación del equivalente islámico de los mantras, a menudo combinado con el ciclo de la respiración, así como la visualización del profeta y de los maestros espirituales.

 



[1] Los restos de dos estupas budistas partianas (de Partia) se encontraron en Turkmenistán en María (Merv) y cerca de Asjabad, donde también se han encontrado cuevas budistas.

[2] Los restos de monasterios budistas bactrianos se encontraron cerca de Termez en el sur de Uzbekistán en Karatepe, Fayas-tepe y Dalverzin-tepe; y los restos de una estup a en Zormala y murales budistas en Balalyk Tepe, ambos en la región de Surkhandarya. Se han excavado los restos de un monasterio budista en Ajina Tepe, en el sur de Tayikistán.

[3] Se han encontrado restos budistas de la cultura sogdiana cerca de Samarcanda en Yerkurgan, Uzbekistán y Panjakent (Tayikistán). También han sido descubiertos en Kuva en el valle del Fergana, al este de Uzbekistán. Los restos de la mayoría de los sitios bactrianos mencionados anteriormente se extienden también al periodo sogdiano.

[4] Se han hecho hallazgos en el valle del río Taraz (Talas) en Sayram Kelye cerca a Shymkent (Chimkent) capital de Kazajistán, y en Tektur Mas en la provincia de Jambyl (Dzhambul). Los arqueólogos tienen la esperanza de encontrar restos budistas también en Kos Tobe cerca de Taraz (Jambyl, Dzhambul). También se han encontrado sitios budistas a lo largo del valle del río Chu en Kyzyl Uzen, cerca del actual Cholpon-Ata, en la orilla norte del lago Issyk Kul y en Ak-Beshim (Suyab) y en Balasaghun cerca de Tokmok (Tokmak), y a lo largo del río Krasnoya, afluente del río Chu.

[5] Alrededor del lago Issyk Kul, se han encontrado algunas piedras “mani” bajo el agua, cerca de Karakol (Przhevalsk) y a lo largo de la costa sur en Tamga Gorge (Ma may Tanga, en Afganistán), así como en los pasos de Julku y Barskaon hacia el sur y el paso de Issykata al norte del lago.

[6] Se han encontrado piedras mani de este periodo en Tanglaly-Tas en Semirechye, en varios lugares cerca de Almaty (Kasajistán) y en Zanka Gorge en la orilla sur del lago Issyk Kul.

[7] Se han encontrado restos de piedra de los monasterios budistas zúngaros en Kazajistán en Almalik, a orillas del río Ilí, al este del lago Balkash cerca de la frontera kazaja/china, y en Kyzyl-kent cerca a Jezkazgan (Dzhezkazgan) a lo largo del río Sary Su al oeste del lago Balkash. A lo largo del río Irtish, al norte del lago Balkash, cerca de la frontera kazaja/rusa, hubo un gran monasterio budista en Semey (Semipalatinsk) y se encontraron los restos de otro en Ablaiket cerca de Oskemen (Kazajistán). Al este de Almaty, a lo largo de la cara norte de las montañas Zailisky Ala Tau que separan Kazajistán del lago Issy Kul, hubo monasterios budistas hasta llegar a la frontera actual con China, con restos en Talgar, cerca de Almaty, y en Sumbe, en la frontera de la región Narynkol.

[8] El último de ellos, un monasterio de madera, fue construido en Medeu (Medeo), cerca de Almaty, en el siglo XIX.