Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Práctica diaria > Votos y obligaciones > Votos tántricos raíz de Kalachakra

Votos raíz para el tantra de Kalachakra

Modificado en abril de 2002 a partir de:
Berzin, Alexander. Taking the Kalachakra Initiation.
Ithaca, Snow Lion, 1997.
Traducido por Nayeli Maillefert Rovira

Introducción

En el tantra de Kalachakra, la mayoría de los votos raíz son definidos de forma más específica que en los otros sistemas tántricos. Con el empoderamiento (dbang, iniciación) de Kalachakra prometemos mantener tanto los votos comunes como los específicos; este resulta un consejo relevante para los practicantes de cualquiera de los sistemas tántricos superiores. Como corroboración a esto, el maestro de la tradición nyingma del siglo decimosexto, Ngari Panchen (mNga'-ris Pan-chen Padma dbang-rgyal) en el texto Determinación de los tres niveles de restricciones de los votos que son ramas del sendero natural del dzogchen (Rang-bzhin rdzogs-pa chen-po'i lam-gyi cha-lag sdom-gsum rnam-nges) explica que los votos raíz que se toman en cualquier empoderamiento dzogchen, son una mezcla de las versiones de los votos comunes y de los de Kalachakra, delineados por separado en los otros tres linajes tibetanos.

[Ver: Votos tántricos raíz comunes.]

Para poder diferenciar claramente los votos comunes de los votos raíz de Kalachakra seguiremos la explicación dada en Una explicación de la disciplina ética del mantra secreto: Un racimo de frutos de logros reales (gSang-sngags-kyi tshul-khrims-kyi rnam-bshad dngos-grub-kyi snye-ma) del fundador de la escuela gelug, de principios del siglo decimoquinto, Tsongkapa (Tsong-kha-pa Blo-bzang grags-pa); y lo complementaremos con el texto Una lámpara para prácticas de vinculación cercanas (Dam-tshig gsal-ba'i sgron-me) del maestro de la escuela gelug, de finales del siglo decimoquinto, Kaydrub Norzang-gyatso (mKhas-grub Nor-bzang rgya-mtsho).

Las catorce rupturas de los votos tántricos raíz de Kalachakra

(1) Perturbar la mente de nuestros maestros vajra

Más que desdeñar o ridiculizar a nuestros maestros tántricos, aquí la ruptura del voto se refiere a un insulto específico. Cuando a causa de una emoción o actitud perturbada y no por alguna razón altruista, actuamos o hablamos de manera negativa sin tan siquiera pensar, en ningún momento, en contenernos. La ruptura del voto raíz se completa, cuando nuestro maestro se entera de nuestra conducta y muestra su desagrado con el.

(2)Cuando trasgredimos los mandatos de nuestro maestro

Esta se refiere a algo más específico que el trivializar o transgredir un voto que nos fue enseñado por un ser iluminado. Aquí la ruptura del voto se presenta cuando cometemos una de las diez acciones negativas o trasgredimos uno de nuestros votos y tratamos de ocultarlo, después de que nuestro maestro vajra específicamente nos ha mandado no hacer tal cosa. La motivación necesita ser una emoción o actitud perturbada, y no un propósito altruista. Así como con la ruptura del voto anterior, es necesario reconocer a nuestro maestro tántrico como un ser sabio y saber perfectamente que tal comportamiento le causará disgusto, y aún así, hacerlo. En este caso no es necesario que nuestro maestro tenga conocimiento de nuestra conducta y muestre su desagrado.

(3) Agraviar a nuestros hermanos o hermanas vajra a causa del enojo

Este es igual que en la lista de las rupturas de votos comunes del tantra.

(4) Abandonar el amor por los seres sintientes

También corresponde a la explicación de la pérdida del voto común. En el comentario se estipula que esta ruptura acontece cuando el amor por un ser específico se pierde y no se recupera después de un día y una noche. Exasperarse y perder el amor hacia alguien por un periodo mas corto no constituye la pérdida del voto raíz.

(5) Abandonar la bodichita

Corresponde a la ruptura del voto tántrico común de abandonar el deseo de lograr la iluminación por le beneficio de todos, pero aquí lo que abandonamos son las gotas creativas sutiles (thig-le) que nos permiten, a través de la práctica del estado completo (rdzogs-rim) de Kalachakra alcanzar esa iluminación a través de una conciencia gozosa inalterada (mi-'gyur-ba'i bde-ba). Tal conciencia se alcanza solamente después de manifestar actividad mental de luz clara generada como una conciencia gozosa del vacío. Una vez obtenida tal herramienta, se construye para ello, una base mucho más estable dentro del canal energético central, al apilar con métodos de yoga, 21,600 gotas sutiles (correspondientes al número de horas de un año de Kalachakra y de respiraciones en un día. Una vez que estas gotas invisibles han sido apiladas, permanecen ahí fijas hasta que se logra la iluminación) es por esto que la suprema conciencia gozosa basada en ellas, se llama “inalterada”. Dicha conciencia, empodera al entendimiento de del vacío con la actividad mental de luz clara, para disipar gradualmente todos los instintos de confusión y los vientos del karma, de la manera más eficiente posible. Estas gotas sólo desaparecerán después de la transformación en un Buda, puesto que en tal estado, ya no se cuenta con el mismo tipo de cuerpo físico que posee gotas sutiles o un canal central.

Ya seamos hombres o mujeres, cuando experimentamos la liberación de energía que acompaña al orgasmo sexual (independientemente de la emisión de fluidos), perdemos las gotas de creatividad sutiles llamadas "bodichita" o "gotas de flor de jazmín" (sct. kunda). Estas gotas forman la base para lograr la conciencia gozosa inalterada. Y ya que tal liberación desecha los medios más eficientes para lograr la iluminación, se le llama "abandonar la bodichita". Sin embargo, para completar la ruptura de este voto raíz, necesitamos entender la naturaleza de la conciencia gozosa inalterada, y aún así liberar estas gotas, por cualquier medio, cuando no hay una necesidad especial para hacerlo, con el deseo de lograr la iluminación a través del gozo de una emisión orgásmica ordinaria. No es necesario que los cuatro factores vinculantes acompañen a esta acción.

Liberar energía o fluidos orgásmicos en un acto sexual ordinario no constituye la ruptura de este voto tántrico raíz, siempre y cuando no se le considere como algo espiritual, y específicamente como un medio para lograr la liberación o la iluminación. Sin embargo, cualquier experiencia de liberación orgásmica, sin importar como la consideremos, debilita la forma que estamos tratando de darle a nuestra vida con los votos tántricos raíz de Kalachakra. Va en contra del propósito de intentar lograr la iluminación tan rápido como sea posible a través del método de Kalachakra de la conciencia gozosa inalterada.

Es importante que seamos realistas y no melodramáticos sobre este asunto. El tomar este voto no significa que no podamos tener hijos y tampoco que estemos condenados a dejar de disfrutar del sexo ordinario o de sentirnos culpables si lo hacemos. Lo que significa es que al percatarnos del gozo de las emisiones orgásmicas en la perspectiva de una conciencia gozosa inalterada nos comprometemos a revisar nuestros valores. En resumen, cuando no tenemos control sobre nuestras energías orgásmicas enfatizamos con este voto, nunca considerar el gozo de una liberación orgásmica ordinaria como una forma de experiencia espiritual, ni como una forma para resolver nuestros problemas o como el camino a la iluminación.

(6) Sostener que la visión de la realidad de los sutras es inferior a la del tantra

Esto es más específico que burlarse de nuestros principios o de los principios de otros, al proclamar que cualquier enseñanza de los vehículos del sutra o del tantra no derivan de las palabras del Buda. El rompimiento aquí consiste en menospreciar específicamente las explicaciones del vacío que se encuentran Los sutras sobra la sabidurí a discriminativa de largo alcance (sct. Prajnaparamita sutras) y considerarlas inferiores a aquellas que se encuentran en los tantras, aún aceptando que ambas proceden de enseñanzas auténticas del Buda. La motivación para ello, debe ser el enojo proveniente de visiones sectarias y no simplemente por ignorancia.

(7) Revelar enseñanzas confidenciales a aquellos que son inmaduros

Este es similar al rompimiento de los votos comunes excepto que se refiere específicamente a las enseñanzas de la gran conciencia gozosa (bde-ba chen-po), la más intensa de las cuatro graduaciones de gozo (dga'-bzhi) experimentadas dentro del canal central.

(8) Abusar de nuestros agregados

Mientras que el rompimiento del voto raíz común se refiere tanto a simplemente injuriar cómo a abusar de nuestros agregados; éste se refiere específicamente al último. Reconocemos a nuestros agregados como de la naturaleza de figuras búdicas (yi-dam) y percepción profunda (ye-shes), de tal forma que caemos en cuenta de que si las dañamos estamos destruyendo nuestra conciencia gozosa y dañando nuestra capacidad de generar más y aún así deseamos dañarlos o infligirles dolor, y no con el propósito de beneficiar a alguien más (cuando mas es sinónimo de pero, no se acentúa, pero en los otros casos indica cantidad y sí se acentúa). Este rompimiento se completa cuando de hecho realizamos una acción punitiva, y como resultado de esta experimentamos una disminución a cualquier nivel de la conciencia gozosa física o mental que hayamos logrado.

(9) No tener fe en la pureza de los fenómenos

El rompimiento del voto común del tantra correspondiente, consiste en rechazar la enseñanza sobre la vacuidad tal como se presenta en los principios de la escuela chittamatra o de cualquiera de las escuelas de madyámaka. El rompimiento del voto en este caso, no sólo es rechazar la vacuidad, sino además adoptar en su lugar una fabricación propia o de alguien más. Esto no incluye hacer esto, con la intención de beneficiar a otros como se hace al simplificar las enseñanzas de la vacuidad para dar a los principiantes una noción con la que puedan empezar a entenderla.

(10) Tener un amor falso

Mientras que para los votos comunes del tantra este rompimiento se refiere a sentir amor hacia personas malévolas, el rompimiento de los votos de Kalachakra se refiere a hablar a otros con palabras amorosas mientras albergamos pensamientos maliciosos hacia ellos en nuestro corazón. Por extensión a esto, también cometemos rompimiento si mantenemos una actitud hipócrita al mantener lazos cercanos con algunas prácticas tántricas, como por ejemplo, recitar una sadana diaria o asistir a una puja sin ninguna fe pretendiendo ser devoto mientras ocultamos un comportamiento destructivo y contrario a nuestros compromisos.

(11) Conceptualizar sobre la conciencia gozosa que está más allá de las palabras

Contrario al voto común del tantra, este rompimiento no se refiere a dejar de meditar continuamente en la vacuidad, sino más específicamente a no aceptar la conciencia gozosa inalterada cuando ésta se experimenta durante la práctica del estado completo. Cuando esta conciencia surge, se considera una ruptura si se duda en lugar de dirigirla directamente a la continuación de la meditación en el vacío.

(12) Faltarle al respeto a un ser puro

El rompimiento de este voto común del tantra corresponde a destruir la fe de las personas hacia alguna práctica tántrica en particular, de tal forma que quieran dejar de practicarla. Aquí el rompimiento del voto se refiere a dirigir palabras de desaliento específicamente a meditadores avanzados en alguna práctica tántrica, haciéndolos errar o ridiculizándolos en su cara, motivados por los celos. Este rompimiento se completa cuando los ofendidos entienden la falta de respeto y se sienten deprimidos.

(13) Rechazar substancias que nos unen de forma más cercana a la práctica tántrica

(14) Ridiculizar a las mujeres

Estos dos últimos son los mismos que los listados en los votos comunes del tantra. Sin embargo, el énfasis en el último esta puesto en menospreciar a las mujeres en general.