Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Práctica diaria > Votos y obligaciones > Veinticinco formas del comportamiento domesticado

Veinticinco formas del comportamiento domesticado

modificación de abril de 2002,
de Berzin, Alexander. Taking the Kalachakra Initiation. Ithaca, Snow Lion, 1997.
Traducido por Samuel Pérez Ayala

Introduccción

Adicionalmente a tomar los votos tántricos y del bodisatva, otro compromiso que se adquiere en la transmisión de Kalachakra, es el cumplimiento de las veinticinco formas de comportamiento domesticado (brtul-zhugs). Según  Una explicación de la disciplina ética del mantra secreto: Un racimo de frutos de logros reales (gSang-sngags-kyi tshul-khrims-kyi rnam-bshad dngos-grub-kyi snye-ma) escrito a principios del siglo XV por Tsongkapa, el fundador gelug (Tsong-kha-pa Blo-bzang grags-pa) , esta promesa no es requerida en otros sistemas de anutarayoga tantra. Por otro lado, en el siglo XVI el maestro nyingma, Ngari Panchen (mNga'-ris Pan-chen Padma dbang-rgyal) afirmó en Determinando los tres niveles de votos de restricción que son ramas del sendero natural del dzogchen (Rang-bzhin rdzogs-pa chen-po'i lam-gyi cha-lag sdom-gsum rnam-nges), que la promesa de mantener estas prácticas para un comportamiento domesticado es común a todos los más elevados sistemas del tantra, incluyendo el dzogchen.

De cualquier forma, domesticar al comportamiento consiste en evitar cometer intencionalmente cualquiera de las veinticinco acciones negativas, motivadas por el deseo, el enojo, o por o por ingenuidad ya sea acerca de la realidad o de las causas y efectos del comportamiento. La acción debe estar acompañada de una falta de sentido de autodignidad moral (ngo-tsha med-pa) o falta de preocupación por cómo vean esta acción aquellos que respetamos (' khrel-med), tales como nuestros maestros espirituales.

Las veinticinco acciones negativas están divididas en cinco grupos de cinco.

Las cinco acciones destructivas

El primer grupo es igual a los votos que toman las personas laicas, que a veces son llamados también de los cinco preceptos. Las acciones a abandonar son:

(1) Quitar una vida

Ya que evitar matar todo tipo de seres animados está especificado posteriormente en esta lista de formas de domesticar al comportamiento, quitar una vida se refiere aquí a infligir un daño físico en cualquier persona o animal. El tormento psicológico a otros también está incluido.

(2) Decir mentiras

Es especialmente serio enseñar algo que es falso y hemos inventado. Mentir también incluye hacer trampas en los negocios, como establecer precios injustos. Sin embargo, si otros pretendieran sacar una ventaja excesiva de nuestra honestidad al negociar un contrato, no es un error el pelear un descuento, siempre y cuando nuestra motivación no sea la codicia. Ser competitivo no es necesariamente una actitud perturbada.

(3) Tomar lo que no te es dado

Esto es, robar cualquier cosa, independientemente de su valor, e incluye no pagar cuotas o no devolver préstamos. Aun usar la computadora de alguien más sin permiso es una forma de tomar lo que no te es dado.

(4) Conducta sexual inapropiada

Ciertas ocasiones, lugares y partes del cuerpo son inapropiados para el contacto sexual, ya que recurrir a ello se origina de un excesivo deseo y la falta de voluntad para establecer límites en aspectos sexuales. La forma más inapropiada del comportamiento sexual es, sin embargo, tener relaciones con la pareja de alguien más.

(5) Tomar alcohol

Interpretado estrictamente, esto significa no tomar ni una sola gota. Una prohibición similar se extiende a los narcóticos y drogas recreativas. Independientemente de la motivación, consumir alcohol o drogas nubla el juicio, debilita el auto-control y a menudo conduce a comportamientos, palabras o pensamientos destructivos.

Cuando no se está motivado por emociones negativas el alcohol puede tomarse en diferentes ocasiones. Por ejemplo, no es una falta probar el acohol en la puja del tsog; de hecho, rechazar un trago simbólico es una falla tántrica común. El acohol también es ocasionalmente utilizado en el anutarayoga tantra para reforzar la conciencia gozosa del vacío, con las mismas restricciones que el uso similar de la unión sexual. Es decir, tomar nunca se considera un acto espirutual ni es visto como un camino a la liberación o a la iluminación. Más aun, el alcohol se emplea en el camino sólo cuando es acompañado por una maestría yógica de los vientos de energía que evita la intoxicación, y por mantener completamente una conciencia gozosa del vacío. Este es el significado de la afirmación que en el siglo diecinueve hace Rimey master Kongtrul (' Jam-mgon Kong-sprul Blo-gros mtha'-yas), en Una enciclopedia de todo lo que puede ser conocido (Shes-bya kun-khyab), de que mantener esta forma de comportamiento domesticado, no prohíbe probar alcohol en la puja del tsog, o usarlo para reforzar nuestro camino espiritual mientras no se llegue a estar borracho. Él no estaba sancionando el consumo controlado o moderado de alcohol.

Algunas personas que consideran tomar la transmisión de Kalachakra están preparadas para mantener los otros compromisos, pero encuentran difícil prometer que nunca tomarán un trago de nuevo. Se preguntan si esto significa que no pueden recibir la transmisión participando completamente. Para responder esta pregunta, podríamos ver los votos y entrenamientos del bodisatva solamente buscando una guía. Varios de los votos secundarios del bodisatva establecen que si aun no podemos evitar una determinada acción negativa debido a fuertes emociones perturbadas, podemos evitar una falta seria si disminuimos la acción y trabajamos seriamente con nosotros mismos para abandonarla en el futuro. Por tanto, algunos maestros aconsejan a los candidatos potenciales a la iniciación que enfrentan este problema, que si su apego es tan fuerte como para abandonar el alcohol, necesitan, con respecto a este voto, por lo menos limitarse y entonces paulatinamente disminuir el consumo, y no acompañar el tomar con los cuatro factores vinculados (kun-dkris bzhi). Sin embargo, es importante, no racionalizar una afición por el acohol. Aun en los países donde la mayoría de la gente toma vino o cerveza con las comidas, siempre existe la manera educada y diplomática de declinar una copa sin que nadie se sienta ofendido.

[ver: Votos secundarios del bodisatva.]

Las cinco acciones destructivas auxiliares

(6) Apuestas

Esto incluye jugar a los dados, cartas, juegos de mesa, etc., con el objetivo de ganar dinero, pasar el tiempo o simplemente por competir. Estas actividades para matar el tiempo distraen nuestra energía constructiva. Sin embargo, no hay falta en jugar con propósitos educativos o como una herramienta para relacionarnos con niños o personas no comunicativas.

(7) Comer carne inapropiada

Esta no es una promesa de ser vegetariano, aun cuando esta dieta se considera mejor, si la salud y las circunstancias lo permiten. Más bien, es la promesa de evitar comer la carne de animales que sabemos o sospechamos que fueron muertos especialmente para nuestro consumo. Tal carne se llama “ inapropiada”. En ocasiones, al igual que con el alcohol y la unión sexual, la práctica del anutarayoga emplea comer carne, mientras no sea inapropiada, para reforzar la conciencia gozosa del vacío mediante vitalizar nuestra energía. Comer carne, sin embargo, no es considerado como un camino que lleva a la liberación o a la iluminación, y se utiliza solamente cuando hemos alcanzado algún nivel de conciencia gozosa del vacío y maestría sobre nuestros vientos de energía para que no se vuelvan pesados por la carne. Más aun, cuando comemos carne dentro de este contexto, es importante ofrecer plegarias por los animales cuya vida se ha sacrificado y no perder de vista el hecho de que esta carne fue de hecho el cuerpo físico de un ser vivo. Así como nosotros, este ser deseaba y merecía liberarse del sufrimiento.

(8) Leer palabras innobles

Esto se refiere a leer libros, artículos o, en un contexto moderno, ver fotos o sitios web, o ver videos con materiales que generan aversión o deseo, cuando no tenemos control sobre estas emociones perturbadas. Tales actividades simplemente incrementan nuestros engaños. Por ejemplo, si leemos acerca de un villano, llegamos a odiarlo y nos da gusto cuando el héroe lo mata. Otra forma de realizar esta acción negativa es decir todo lo que nos viene a la mente, refiriéndose específicamente a contar historias o hablar de temas que incitan al enojo o incrementan el deseo.

(9) Hacer ofrendas asociadas a cultos ancestrales

Esto no se refiere a prender una vela o colocar flores en una tumba en respetuosa memoria de un pariente que ha muerto; más bien se refiere a rendir culto a espíritus mundanos. Cualquier forma de este tipo de culto espiritual devalúa nuestra práctica. Nos causa perder la visión del karma e imaginar que la liberación del sufrimiento y la obtención de la felicidad pueden venir de evocar espíritus naturales o espíritus de los muertos La única situación en que es apropiado hacer ofrendas a los espíritus es cuando está motivado por la compasión de ayudar a aliviar su sufrimiento o calmar su ira si les hemos ofendido. Sin embargo, es importante darnos cuenta de que hacer ofrendas y plegarias para obtener ayuda sobrenatural nunca podrá sustituir a las acciones constructivas para entender el vacío y beneficiar a los demás.

(10) Realizar prácticas extremas, como sacrificios de animales y hacer ofrendas de sangre

Aunque este tipo de rituales es raro en estos días, es útil examinar si estamos sacrificando el beneficio de los demás para superarlos.

Los cinco tipos de asesinato

(11) Matar ganado, simbolizando a todos los animales

Las personas pueden hallar relativamente fácil dejar de cazar o pescar, pero encontrarán que es más difícil abstenerse de matar insectos. Cuando nuestra reacción automática hacia un insecto es aplastarlo, construimos un hábito de reaccionar con medios violentos hacia cualquier situación difícil en la vida. A menudo existen formas alternativas para deshacerse de los insectos en nuestras casas o campos. En caso de que no hubiera ninguna y necesitáramos eliminar plagas por razones de salud o económicas, es importante no actuar ni con ira, ni con odio.

(12) Matar niños

Los comentarios no explican por qué los niños están considerados como una categoría diferenciada. Puede estar relacionado con infanticidios de niñas en países donde los descendientes masculinos son favorecidos. Por otro lado, debido a que las diez etapas de la vida indicadas en las enseñanzas interiores del Kalachakra, comienzan desde el feto, la razón también pudiera ser el incluir al aborto. Podrán existir ciertas razones justificables para el aborto, como razones de salud, pero este es un tema delicado y depende de circunstancias particulares. Frecuentemente, sin embargo, la razón es una emoción o actitud perturbada tal como el apego a nuestra propia conveniencia, ira si el embarazo es resultado de la violación, o ignorancia, por considerar al aborto como un medio inocente de control natal. Sin embargo, independientemente de la motivación, el aborto después de cierta etapa del desarrollo del feto, se sigue considerando como quitar una vida. Si no existe forma de evitar quitar esa vida, es mejor tratar de aminorar los resultados (tanto los efectos sicológicos inmediatos, como los kármicos de largo alcance) por medio de fuertes sentimientos de amor y compasión para el niño o niña que no nació. Por ejemplo, puede ser de ayuda reconocer esa vida mediante darle y honrarle con una ceremonia funeral adecuada.

(13) Matar mujeres

(14) Matar hombres

Estas dos acciones negativas abren el tema de la eutanasia, tanto de personas como de mascotas. Existe una gran diferencia entre dar a alguien una inyección letal y negar soporte médico para prolongar una vida insostenible de manera artificial. Desde el punto de vista del karma, es preferible la última opción de permitir una muerte natural, dentro del contexto de dar analgésicos a la persona o criatura para que se mantenga lo más cómodo posible.

(15) Destruir representaciones del cuerpo iluminado de Buda, palabra o mente, tales como imágenes, textos o monumentos con reliquias sagradas (sct. stupas); o asesinar a quienes se entrenan en una autodisciplina ética superior, concentración o atención discriminativa

Si, por cualquier razón se tienen que destruir textos religiosos, lo acostumbrado es quemarlos con respeto.

Los cinco tipos de desprecio

(16) Odiar amigos benefactores del Darma o del mundo en general

Si nos parece que los métodos empleados por algunas personas para ayudar a otros son poco hábiles y eso nos perturba, muy pronto negamos cualquier beneficio que estas personas y estos métodos proporcionan. Esta actitud arrogante fácilmente nos conduce al pensamiento egoísta de que sólo nosotros sabemos como ser de mejor beneficio para los demás. Esta actitud obstaculiza seriamente nuestra habilidad para ayudar a cualquiera.

(17) Odiar a líderes o ancianos que merecen nuestro respeto

Podrán no gustarnos las personalidades de todos, pero cuando nuestras preferencias personales nublan nuestra discriminación acerca de quién merece ser honrado y quién no, rápidamente perdemos nuestra habilidad de discriminar la realidad.

(18) Odiar a maestros espirituales o Budas

Los objetos incluyen no sólo a nuestros maestros espirituales, sino que se extienden a otros maestros espirituales, aun cuando no estén apropiadamente calificados. Reconocer los errores y defectos en los maestros no es lo mismo que odiarles como personas. En algunas versiones, esta acción negativa muestra falta de respeto a los Budas y al Darma.

(19) Odiar a miembros de la Sanga, es decir, a la comunidad espiritual de aryas

Si bien los objetos principales de esta acción negativa son los aryas (seres altamente realizados, aquellos con una percepción directa y no conceptual del vacío), la sanga es representada convencionalmente por la comunidad monástica. Algunas personas pueden hacerse monjes o monjas por objetivos no espirituales; sin embargo, por lo que sus ropas representan es inapropiado mostrarles desprecio. En ámbitos occidentales, la palabra "sanga" ha tomado el significado de miembros de un centro budista. La enemistad dentro de estas comunidades pone en riesgo seriamente el crecimiento espiritual.

(20) Engañar a aquellos que confían en nosotros

Esta acción negativa incluye el decepcionar a aquellos que dependen de nuestra ayuda, así como abusar de posiciones de poder.

Los cinco anhelos

Los cinco anhelos se refieren a encapricharnos con placenteras(os):

(21) visiones

(22) sonidos

(23) fragancias

(24) sabores

(25) sensaciones táctiles o físicas

Estos caprichos nos desvían de nuestro foco, que es alcanzar una conciencia gozosa del vacío inamovible. Esta no es una promesa de ascetismo, es más bien un compromiso de establecer límites razonables y ejercitar autocontrol, por ejemplo, en la mesa del comedor.