Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Práctica diaria > Votos y obligaciones > Factores involucrados en la transgresión de votos tántricos

Factores involucrados en la transgresión de votos tántricos

Alexander Berzin, septiembre de 2008

Presentación general

Los cuatro factores vinculantes

Según el maestro guelug Kaydrup Norzang-gyatso ( mKhas-grub Nor-bzang rgya-mtsho ) en Una lámpara para prácticas de vinculación cercanas ( Dam-tshig gsal-ba’i sgron-me ), a excepción del quinto voto tántrico raíz (renunciar a la bodichita de aspiración), una ruptura de los votos tántricos ( gsang-sngags-kyi rtsa-ltung ), así como una ruptura de los votos raíz del bodisatva, requiere transgredir uno de los catorce votos raíz teniendo presentes los cuatro factores vinculantes ( kun-dkris bzhi ). Estos factores deben ser sustentados y mantenidos desde el momento inmediatamente posterior a desarrollar la motivación de romper el voto, hasta el momento inmediatamente posterior a completar el acto de transgresión. En tales casos perdemos nuestros votos tántricos; de otro modo, simplemente los debilitamos.

[Ver: Votos tántricos raíz comunes.]

Los cuatro factores vinculantes se derivan del Capítulo sobre la autodisciplina ética ( Tshul-khrims-gyi le’u ) de Etapas de la mente del bodisatva ( Byang-chub sems-dpa’i sa , sct. Bodhisattvabhumi ) de Asanga. Estos son:

  • No considerar la acción negativa como algo perjudicial, ver sólo sus ventajas, y emprender la acción sin remordimientos,
  • Haber cultivado anteriormente el hábito de cometer la misma transgresión y, por lo tanto, no tener ningún deseo ni intención de evitar repetirla ahora o en el futuro,
  • Deleitarse en la acción negativa y emprenderla con alegría,
  • No tener autodignidad moral o cuidado de cómo nuestras acciones repercuten en los demás y, por lo tanto, no tener intención de reparar el daño que nos estamos haciendo a nosotros mismos o a los demás.

Hay tres niveles de estar vinculado con los factores vinculantes. Sólo en el primer caso perdemos nuestros votos tántricos:

  • Si los cuatro factores vinculantes están presentes cuando se transgrede un voto tántrico raíz, es un gran vínculo ( kun-dkris chen-po ).
  • Si está presente el no considerar a la acción negativa como perjudicial, pero no los otros tres factores, es un vínculo intermedio ( kun-dkris ‘bring ).
  • Si no está presente el no considerar a la acción negativa como perjudicial, en otras palabras, si uno considera la transgresión como perjudicial, pero cualquiera o todos los demás factores vinculantes están presentes, es un vínculo pequeño ( kun-dkris chung-ngu ).

Incluso si los cuatro factores vinculantes están presentes al transgredir una de las ocho acciones densas ( sbom-po , votos tántricos secundarios), no es una ruptura y no perdemos nuestros votos tántricos.

[Ver: Votos tántricos secundarios.]

Factores necesarios para que los resultados kármicos sean plenos

Además, así como con las diez acciones destructivas y los votos del bodisatva, para que los resultados kármicos sean plenos, se debe completar:

  • Una base para la acción, concretamente un objeto contra quien o contra el que la acción sea dirigida,
  • Una acción realmente cometida,
  • Que la acción tenga un final.

Además, añadido a estos tres como algo que debe ser completado:

  • una persona que comete la acción, concretamente, un poseedor de votos tántricos sin transgredir,
  • un discernimiento correcto, concretamente, de los objetos hacia los que se dirige la acción,
  • una actitud que contenga los cuatro factores vinculantes.

[Ver: Presentación breve de los puntos principales acerca del karma.]

Factores causantes de la transgresión de un voto

Varios factores pueden causar que transgredamos nuestros votos. El tantra del voto de la Dakini ( mKha’-‘gro-ma’i sdom-pa’i rgyud , sct. Dakinisamvara Tantra ) enumera:

  • no conocer el voto,
  • no preocuparse y ser descuidado,
  • estar abrumado por las emociones perturbadoras,
  • falta de respeto,
  • olvido,
  • atención plena débil.

Métodos de purificación

Los procedimientos para purificarnos de las fuerzas negativas acumuladas por una transgresión y la posterior pérdida de nuestros votos tántricos son, en general, aplicar las cuatro fuerzas oponentes ( stobs-bzhi ), después de admitir abiertamente nuestra transgresión. Estas fuerzas también se aplican para fortalecer nuestros votos tántricos si los hemos debilitado:

  • arrepentimiento sincero,
  • la firme decisión de no repetir la transgresión,
  • reafirmar nuestra base, a saber, la dirección segura (refugio) y el anhelo de la bodichita,
  • la aplicación de fuerzas oponentes que contrarrestan, tales como la repetición del mantra de las cien sílabas de Vajrasatva o el mantra de Samayavajra ( Dam-tshig rdo-rje ).

Si hemos perdido nuestros votos tántricos por haber incurrido en una ruptura, las fuerzas oponentes que contrarrestan incluyen:

  • cien mil repeticiones del mantra de las cien sílabas de Vajrasatva y luego retomar los votos tántricos en otro empoderamiento,
  • retomar los votos como parte de llevar a cabo la auto-iniciación ( bdag-‘jug ) de la forma búdica ( yi-dam ) de nuestra práctica. Sólo podremos tomar la auto-iniciación si hemos previamente completado el retiro de maleabilidad ( las-rung ) de esa figura búdica, durante el cual hemos repetido el mantra correspondiente al menos unas cien mil veces, seguido de la puya de fuego apropiada ( sbying-sreg ).

Más detalles

Los siete factores que conjuntan

El maestro drigung kagyu Rigdzin-chodrag ( Kun-mkhyen Rig-‘dzin chos-grags ), en Guirnalda vajra: puntos en los cuales entrenar con respecto a los votos del tantra incomparable ( Bla-med rdo-rje theg-pa’i sdom-pa’i bslab-bya rdo-rje’i phreng-ba ), enumera siete factores que conjuntan ( sbyor-ba bdun ) que deben completarse para que ocurra una ruptura de los votos tántricos:

  • ser motivado por una de las tres emociones perturbadoras,
  • saber que eso es eso: esto puede significar el discernir que la acción es una falla, como en los cuatro factores vinculantes, o discernir correctamente la base para la acción, como en los factores para que los resultados kármicos sean plenos,
  • no restringir las acciones de nuestro cuerpo o habla,
  • ser apartado del daño, según La enciclopedia del conocimiento ( Shes-bya kun-khyab ), del maestro Rimey Kongtrul (‘ Jam-mgon Kong-sprul Blo-gros mtha’-yas ), lo cual significa que se había hecho muy poco daño -es decir, que hubo una interrupción- como para que las rupturas estén completas; en otras palabras, si aplicamos oponentes dentro de las tres horas siguientes a la transgresión de los votos, esto rompe o daña la infracción, pero con este factor permitimos que pasen más de tres horas,
  • habiendo sabido que (la acción es incorrecta), no arrepentirse de ella,
  • regocijarse en ella,
  • no estar engañado sobre nuestra naturaleza, esto significa no tener perturbadas las facultades mentales o estar trastornado cuando cometimos la acción.

Rigdzin-chodrag entonces añade como una condición más:

  • Dejar que pase más del tiempo (permisible) antes de admitir abiertamente (la ruptura a nuestro maestro tántrico mientras él o ella aún están vivos) y retomar los votos.

Por otro lado, Kongtrul incluye como un factor tanto no arrepentirse de la acción como regocijarse en ella, y cuenta el dejar pasar más tiempo de lo permisible como el séptimo en la lista de los siete factores que conjuntan.

El periodo permisible dentro del cual admitir abiertamente una ruptura y retomar los votos tántricos varía según el nivel del maestro tántrico del cual hemos recibido los votos.

  • Si los hemos recibido de un maestro tántrico con las tres capacidades ( gsum-ldan-gyi slob-dpon ), el periodo permisible es un año,
  • Si los hemos recibido de un maestro tántrico con dos capacidades ( gnyis-ldan-gyi slob-dpon ), es de dos años,
  • Si los hemos recibido de un maestro tántrico con una capacidad ( gcig-ldan-gyi slob-dpon ), es de tres años.

Los tres niveles de maestro tántrico se diferencian según lo que hayamos recibido de ellos:

  • Un maestro tántrico con una capacidad es aquel del cual hemos recibido simplemente un empoderamiento ( dbang ; iniciación).
  • Uno con dos capacidades es aquel del cual, además de un empoderamiento, hemos recibido una explicación del tantra.
  • Uno con tres capacidades es aquel del cual, además de un empoderamiento y una explicación de los puntos ocultos (secretos) del tantra, hemos recibido instrucciones verbales ( man-ngag ) con relación a la práctica tántrica.

Grados de transgresión

Existen varios grados de transgresión de los votos tántricos. Rigdzin-chodrag los explica:

  • Si los siete factores que conjuntan están completos cuando se transgrede un voto, pero el tiempo prescrito no ha transcurrido antes de que se admita abiertamente la transgresión y se retomen los votos, es una ruptura raíz ( rtsa-ltung ). En tales situaciones, podemos retomar los votos tántricos.
  • Si además de que los siete factores estén completos, el tiempo prescrito ya ha pasado, entonces la transgresión ya no es una ruptura, es una derrota total ( pham-pa ). Esto nos descalifica para recibir otro empoderamiento y retomar los votos.
  • Si nuestra transgresión no es parte del ser dañado, en otras palabras, si aplicamos las oponentes dentro de las tres horas siguientes de cometer la transgresión, pero los tres primeros factores que conjuntan está presentes, entonces es una acción densa ( sbom-po ).
  • Si las acciones de nuestro cuerpo y habla simplemente se han vuelto descuidadas ( bag-med-pa ), pero los otros seis factores que conjuntan no están presentes, entonces es simplemente una acción incorrecta ( nyes-byas ). Kongtrul añade que transgredir un voto por no recordarlo también es una acción incorrecta.

Si hay una necesidad especial para transgredir un voto tántrico, no es una acción incorrecta. Tales situaciones son enumeradas en Ornamento esencial para los procedimientos generales de todos los secretos ( gSang-ba thams-cad-kyi spyi’i cho-ga’i snying-po rgyan , sct. Sarvaguhyavidhigarbhalamkara ):

  • Cuando se ha hecho por un propósito mayor, tal como el beneficio de los demás,
  • Cuando guardar el voto causaría un obstáculo, poniendo en peligro nuestra vida,
  • Cuando hemos recibido permiso de nuestro maestro tántrico para ignorar el voto,
  • Cuando somos incapaces de guardarlo, como, por ejemplo, debido a una enfermedad.