Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Reflexiones de su Santidad el Dalai Lama sobre un enfoque realista del budismo: conferencias para los antiguos residentes occidentales de Dharamsala

Su Santidad el decimocuarto Dalai Lama
Dharamsala, India, Noviembre 2 – 3, 2010
Transcrito por Sean Jones y Michael Richards
Editado por Luke Roberts y Alexander Berzin
Con aclaraciones entre paréntesis color violeta
Traducido por Patricia Ordoñez

Cuarta parte: la sociedad occidental desde la perspectiva budista

La religión

En lo que se refiere a la religión, siempre dejo en claro que para los occidentales es mejor que conserven sus propias tradiciones. Por supuesto, entre los millones de personas que existen hay algunos individuos como ustedes, que… me parece que en los años sesenta fueron hippies, estaban un poco confundidos acerca de su propia mente y tuvieron una actitud rebelde hacia la situación existente, incluyendo sus creencias religiosas occidentales ¿no es así? Así que fueron de aquí para allá, como si no tuvieran ninguna orientación, y finalmente encontraron algunas ideas nuevas en el budismo. Así que si realmente creen que esto es algo útil, que puede ser de ayuda, entonces está bien.

Lo mismo sucede con los tibetanos; más del 99% son budistas, pero al mismo tiempo hay musulmanes, y creo que desde el siglo XX también hay algunos cristianos. Así que es posible. Entre los occidentales con antecedentes judeo-cristianos (y hasta cierto punto con antecedentes islámicos) algunos descubren que su propia tradición no es muy eficaz y eligen ser no creyentes. Al ser un poco inquietos a nivel mental, encuentran algún beneficio en las enseñanzas budistas sobre el entrenamiento de la mente, por lo que deciden seguirlas y eso está bien, es un derecho individual.

La educación

Como budistas necesitamos ser realistas, cualquier persona necesita serlo. Un enfoque no realista produce desastres, así que debemos ser realistas. Me parece que el propósito mismo de la educación es ayudarnos a reducir la brecha entre las apariencias y la realidad, porque debido a esta brecha se desarrollan muchas emociones falsas. Tenemos inteligencia humana y, por lo tanto, cierto es, necesitamos educación. El propósito mismo de la educación es que nuestra mente sea sabia, realista y razonable; el verdadero propósito es que deberíamos ser realistas acerca de nuestra vida y de todas nuestras metas. Incluso los terroristas deben tener métodos realistas para alcanzar sus metas destructivas, de lo contrario pueden morir antes de lograrlas. Cualquier acción humana debe ser realista.

Ahora hay una crisis económica desencadenada por ignorancia o por codicia. Hubo mucha especulación sin saber exactamente qué iba a suceder y después se pretendía que las cosas estaban bien. Algunas veces estas personas sabían lo que estaba pasando, pero deliberadamente le mostraban una imagen diferente al público; eso es inmoral. De acuerdo con algunos de mis amigos esa fue parte de la causa de la crisis económica global. Si desde el principio las personas hubieran dicho la verdad abierta y transparentemente, entonces la gente no se hubiera sorprendido tanto cuando se hizo el anuncio final. Deberían haber sido claros desde el principio, pero ahora las cosas son muy difíciles, ¿no es cierto? Así que debemos ser realistas acerca de todos los aspectos de nuestra vida. Y también, por supuesto, en las relaciones internacionales, en los aspectos ambientales o en cualquier otro campo; en todo y por todos los medios tenemos que ser realistas.

A la educación moderna le falta una cosa y es la enseñanza acerca de cómo desarrollar un corazón compasivo; pero ahora hay algunas instituciones, algunas universidades que de hecho están desarrollando trabajos de investigación sobre este tema. Se han hecho experimentos con los estudiantes: si hacen una breve meditación para entrenar a su mente en la compasión como parte de su estudio diario, esto marca una diferencia después de ocho semanas de entrenamiento. Así que de cualquier modo este es un aspecto.

La salud

En comparación con los animales y otras formas de vida, somos muy afortunados de tener cuerpos humanos, porque tenemos este maravilloso cerebro, tenemos la capacidad de desarrollar el altruismo infinito y la habilidad de investigar la realidad última. Cualquier forma de vida con un cerebro menos sofisticado que el de los seres humanos no tiene la capacidad para hacerlo. Todos los seres sensibles comunes son esclavos de la ignorancia. Sólo el cerebro humano tiene la capacidad de conocer las faltas de esta ignorancia. Por lo tanto, el cuerpo humano es algo precioso y necesitamos proteger esta vida. Durante mil años, lo único que podíamos hacer era rezar a algunas de estas deidades que se suponía nos bendecían con la longevidad. Pero ahora tenemos la medicina moderna y el ejercicio, como el yoga, y eso también es muy útil para proteger este precioso cuerpo, ¿no es cierto?

La economía

Por supuesto que mi conocimiento es muy limitado en este campo. En primer lugar, con respecto a la teoría económica de Karl Marx, yo estaba muy atraído por el punto de la distribución equitativa de la riqueza. Eso es ética moral, mientras que el capitalismo no habla de eso, sino sólo de la forma de obtener ganancias. Por lo tanto, en lo que se refiere a la teoría socioeconómica, sigo siendo marxista.

Es un hecho que el llamado “socialismo” que se practicaba en la antigua Unión Soviética, en los primeros tiempos de la China moderna y en algunos otros países socialistas, llevó finalmente al estancamiento de sus economías. Así que el capitalismo occidental es una fuerza más dinámica en lo que al desarrollo económico se refiere. Bajo el liderazgo de Deng Xiaoping, China sacrificó su práctica económica marxista y siguió voluntariamente el capitalismo, pero yo no creo que se pueda culpar al sistema capitalista por todas las dificultades que enfrenta China hoy en día. Creo que un país libre puede seguir el capitalismo [sin esos problemas], pero [para ello] al mismo tiempo se necesita un poder judicial independiente y una prensa libre. Si los medios de comunicación siguen un principio de transparencia, el gobierno electo puede funcionar de manera responsable. Así que con el capitalismo necesitamos otros métodos para que la sociedad sea más equilibrada.

Ahora, en China predomina el capitalismo sin independencia judicial, sin prensa libre y sin rendición de cuentas. El partido controla el poder judicial, el partido controla la economía y los seguidores del partido controlan la prensa. Así que esa es la principal razón por la que China enfrenta problemas ahora. Hay una inmensa corrupción y no se tiene ningún método adecuado para controlarla. A las desafortunadas personas que están involucradas en actos de corrupción se les da la pena de muerte, pero la gente en los puestos más altos está por encima de la ley. Así que esa es la razón.

Cuando el Muro de Berlín se derrumbó, los antiguos países de Europa del Este consiguieron su libertad, por ejemplo, la República Checa y Eslovaquia. Me parece que yo fui el primer visitante de la República Checa por invitación del Presidente Havel, y luego también visité los países bálticos y también Hungría y Bulgaria. Nunca he estado en Rumania, pero visité la antigua Yugoslavia (Kosovo, Croacia y Eslovenia). Cuando visité por primera vez la República Checa dije: “Ahora es el momento adecuado para llevar a cabo más trabajo de investigación. Tomen los aspectos buenos del sistema socialista y del sistema capitalista y quizás sea posible sintetizar un nuevo sistema económico”. Así que dije esto, pero sólo se convirtieron en palabras vacías. Por supuesto que no tengo conocimiento alguno sobre la economía.

Estilos de vida materialistas

Ayer mencioné brevemente los estilos de vida materialistas occidentales. Pero no son sólo occidentales, en la India actualmente hay una sociedad más materialista ¿no es verdad que hay una comunidad más materialista? Buscan su disfrute a través de las ventanas de los sentidos: el drama, las películas, la música, la buena comida, los buenos olores y las buenas sensaciones físicas, incluyendo el sexo. Así que sólo están buscando la satisfacción a través de medios externos, a través del nivel sensorial.

La fuente máxima de satisfacción interior, sin embargo, es a través de entrenar a nuestra mente, no a través de depender de estas experiencias sensoriales. Nuestras acciones contaminadas [manchadas] tienen que parar; su contaminación no se debe al medio ambiente, se contaminan debido a las visiones erróneas o a la ignorancia. Por lo tanto, con el fin de detener el karma contaminado que causa nuestros problemas, en primer lugar tenemos que remover la ignorancia de nuestra cabeza. Ese es el camino budista. Y como dije antes, los centros académicos cada vez comprenden más la importancia de cuidar nuestras emociones y nuestra mente. Este es un signo muy saludable.

Sin embargo, aún así es mejor ser capaz de decir: “mi vida es muy agradable”. El budismo también menciona eso y para ello hay cuatro factores excelentes para una buena vida (phun-tshogs sde-bzhi) [(1. renacimiento superior, 2. la búsqueda de recursos, 3. las enseñanzas, 4. la liberación)]. Los dos primeros factores de excelencia son un renacimiento superior o simplemente un renacimiento humano y luego están las necesidades: la riqueza, las propiedades, los compañeros, etc., para lograr una vida feliz, una buena vida. Se necesitan condiciones y para eso se necesita el dinero, por eso lo menciono aquí. Pero a largo plazo nuestro objetivo debe ser el nirvana, la cesación permanente de la ignorancia y de las emociones destructivas. Esa es la solución permanente y para eso necesitamos practicar el Darma.

La brecha entre los ricos y los pobres

Otro problema es la brecha entre los ricos y los pobres, el cual es un asunto muy serio. Cuando estaba en Washington en una gran reunión pública dije: “Esta es la capital del país más rico, pero en las afueras de Washington hay muchas personas y familias pobres. Esto no sólo es moralmente inadecuado, sino que también es la fuente de muchos problemas”. Como los eventos del 11 de septiembre, que también están conectados con esa enorme brecha; el mundo árabe sigue siendo pobre y sus recursos naturales son explotados al máximo por parte de Occidente, por lo que las personas allí a veces sienten que eso es injusto.

Son situaciones muy, muy complicadas. Me parece que la comunidad budista también debe tomar alguna acción. Por lo menos tratar de cuidar a la gente de su barrio, mentalmente darles un poco de esperanza, un poco de auto-confianza.

A menudo le digo a mis amigos indios, los de la llamada “casta inferior”, los seguidores del Dr. Ambedkar, (muchos de ellos son budistas) que esta brecha entre los ricos y los pobres debe cambiar. En lugar de consignas y manifestaciones de frustración, los sectores más pobres de la población deben tener la confianza en sí mismos de que son iguales. Yo les digo: “Brahma creó estas cuatro castas de sus cuatro cabezas, pero es el mismo Brahma, ¿no es así?”. Así que todos debemos ser iguales.

Siempre insisto en la importancia de la educación para la sección más pobre de la población. La sección más rica, la clase alta tiene que ofrecerles las facilidades -como la educación, la capacitación y el equipo- que les permita mejorar sus condiciones de vida. También he expresado esto en África en unas cuantas ocasiones. Es muy difícil para los países del sur que ni siquiera tienen las necesidades básicas, mientras que los países del norte suelen tener excedentes. Pero todas estas personas son los mismos hermanos y hermanas humanos.

Los derechos humanos

Otro aspecto que quería compartir con ustedes es que ponemos demasiado énfasis en la importancia de los temas de nivel secundario como la nacionalidad, la fe religiosa, la casta y ese tipo de cosas. Con el fin de lograr algún beneficio en el nivel secundario, estamos olvidando el nivel humano básico; eso es un problema. Me parece que, por desgracia, al igual que en la Cumbre de Copenhague [Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas 2009], las naciones importantes se preocupan más por sus intereses nacionales que por los intereses globales, por eso estamos enfrentando muchos problemas innecesarios.

Debemos hacer todo lo posible para educar a la gente en el sentido de que somos los mismos seres humanos. A continuación, nuestra prioridad número uno deberían ser los derechos humanos básicos; las preocupaciones de las diferentes naciones y de las comunidades religiosas están en un nivel secundario. Como en el caso de China, yo siempre le digo a la gente: “China, por muy poderosa que sea, es parte del mundo, así que en el futuro China tendrá que estar de acuerdo con las tendencias mundiales”.

Debemos considerar que los casi siete mil millones de seres humanos de este planeta son una entidad, una gran familia humana. Me parece que eso es algo que realmente necesitamos. Pero no podemos hacerlo a través de la predicación, sino a través de la educación y utilizando el sentido común. Eso es muy importante.

La guerra

Cuando hablamos de una humanidad feliz, pacífica y más compasiva, debemos hacer un esfuerzo para buscar la verdadera respuesta a los terroristas y al uso de la fuerza militar. En la realidad actual todo es interdependiente. La economía europea y el futuro de Europa dependen de Asia y del Medio Oriente, igual que América. También el futuro de China depende del resto de Asia y del resto del mundo. Esa es la realidad. Así que de acuerdo a esta realidad, no podemos hacer una separación y decir: “Este es un enemigo y este es un amigo”. No existe una base sólida para la separación de los enemigos y los aliados. Así que de acuerdo con la realidad de hoy, tenemos que crear la sensación de un gran “nosotros” en lugar de un “nosotros” y “ellos”.

En la antigüedad, hace mil años, había una base sólida para un “nosotros” y “ellos”; y sobre esa base, de acuerdo con esa realidad, la destrucción de su enemigo -“ellos”- era la victoria. Así que el concepto de la guerra es parte de la historia humana. Pero hoy en día la realidad del mundo es completamente nueva, así que debemos considerar cada parte del mundo como parte de “nosotros”. Tenemos que preocuparnos seriamente por su bienestar. No hay lugar para la violencia en un mundo en el que tenemos que vivir juntos, interdependientes los unos de los otros.