Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Aproximaciones al budismo > Budismo en el mundo de hoy > Estableciendo armonía dentro de la diversidad religiosa

Estableciendo armonía dentro de la diversidad religiosa

Su Santidad el decimocuarto Dalai Lama
Nantes, Francia, 15 de agosto de 2008
Transcrito y ligeramente editado por Alexander Berzin
Traducido por Paola D’Alessio

Los peligros de cambiar de religión

Hay muchas religiones y culturas diferentes en el mundo y cada una se ha desarrollado para adaptarse a su propia gente. Debido a esto, yo siempre recomiendo que lo mejor es mantener la religión en la que uno se ha criado. En Occidente, la mayoría de la gente es cristiana, aunque también hay algunos judíos y musulmanes. Para ellos o para cualquiera, cambiar de religión no es fácil y a veces sólo crea confusión.

Hay un ejemplo que siempre menciono. A principios de los 60 los tibetanos enfrentamos grandes dificultades. En ese momento, muchas organizaciones cristianas vinieron a ayudarnos. Había una señora tibetana que tenía varios niños pequeños y estaba en una situación muy difícil. Entonces vino un misionero cristiano quien aceptó que los niños fueran a una escuela misionera cristiana. Un día ella vino a verme y me dijo que en esta vida iba a ser cristiana pero que en su próxima vida sería budista. Esto indicaba claramente que estaba confundida acerca de la religión. ¡Si se fuera al cielo en su próxima vida, no tendría interés alguno en volverse budista; y si se fuera al infierno, no podría volverse budista!

También había una anciana polaca que conocí en 1956. A partir de 1959 tomó un serio interés en la educación y les dio becas a varios estudiantes tibetanos. Se interesó en el budismo, pero antes de eso había sido teósofa en Madras así que ya tenía un punto de vista de tipo no sectario, pero aceptó al budismo como su religión personal. Al final de su vida, el concepto de Dios parecía más cercano a su mente y esto también indicaba un signo de confusión. Por lo tanto es mejor conservar la propia religión.

Sin embargo, entre millones de personas, algunos tendrán un interés instintivo en las religiones orientales, especialmente en el budismo. Estas personas necesitan pensar en esto cuidadosamente. Si encuentran al budismo más apropiado con su manera de ser, entonces está bien. Como los tibetanos, que el 99% de nosotros, somos budistas, pero en los últimos cuatro siglos, ha habido algunos musulmanes ladakhi viviendo en Tíbet, que se han casado con tibetanos y sus hijos se han hecho musulmanes. También ha habido algunos cristianos en el área de Amdo. Y está bien, no hay problemas con ninguno de ellos.

También debo mencionar que cuando alguien adopta una nueva religión, debe evitar una visión negativa hacia su tradición original, lo cual ocurre a menudo como parte de la naturaleza humana. Aún si encuentras que tu vieja tradición no te es de gran ayuda, esto no implica que no sea de ayuda en general. Todas las religiones ofrecen ayuda a la humanidad. Especialmente cuando se enfrentan situaciones difíciles, todas las religiones ofrecen esperanza, por lo tanto es necesario respetar a todas las religiones.

Aprendiendo de las religiones de otros

La realidad de hoy es un poco diferente a la realidad del pasado. Antes las personas de diferentes tradiciones permanecían más o menos aisladas. Los budistas permanecían en Asia; los musulmanes en el Medio Oriente y algunos en Asia; y en Occidente estaban principalmente los cristianos así que había muy poco contacto entre ellos. Pero actualmente los tiempos han cambiado. Se están dando muchas nuevas olas de migración, hay una globalización económica y existe una creciente industria turística por lo que hoy en día hay mucha información disponible, incluyendo información sobre budismo. Debido a estos diversos factores, nuestra comunidad mundial se ha vuelto como una sola entidad: una entidad singular, multi-religiosa y multi-cultural .

Entonces pueden suceder dos cosas. La primera es que debido al contacto cercano entre diferentes tradiciones, a veces surja cierta inseguridad respecto a nuestra propia tradición. La otra tradición entra en mayor contacto con nosotros y nos sentimos un poco incómodos. Esa es una posibilidad negativa. La segunda posibilidad es que debido a esta realidad de mayor comunicación, crezcan las oportunidades de desarrollar una armonía genuina entre tradiciones. Esta es una posibilidad más positiva y por lo tanto en estos tiempos sería conveniente hacer un esfuerzo por establecer una armonía verdadera. Si dejamos de lado las religiones que no tienen ninguna base filosófica sino sólo la fe en adorar al sol o a la luna o este tipo de cosas, si dejamos éstas de lado y vemos las principales religiones en el mundo (cristianismo, judaísmo, islamismo, diferentes tradiciones hindúes o budistas, jainismo, daoismo, confusionismo, etc.) cada una tiene su propia especialidad. Por lo tanto a través del contacto cercano, podemos aprender algo nuevo de cada una, podemos enriquecer nuestras propias tradiciones.

Por ejemplo, los budistas tibetanos permanecimos aislados detrás de las montañas Himalayas y no teníamos ni idea de lo que estaba aconteciendo en el mundo externo. Pero ahora la situación ha cambiado completamente. Ahora que llevamos casi 50 años como refugiados sin hogar, hemos encontrado nuevos hogares y muchas oportunidades de aprender de otras tradiciones en otros países. Esto ha sido sumamente útil. En el pasado, establecimos programas de intercambio en India: hermanos y hermanas cristianos vinieron a India para aprender de nosotros y algunos de nuestros monjes y monjas tibetanos fueron a Occidente y tuvieron experiencias en el cristianismo, principalmente en monasterios católicos. Así, con un contacto cercano de este tipo, si no permanecemos con la mente cerrada y tenemos apertura, podemos aprender los unos de los otros. De esta manera podemos desarrollar entendimiento y respeto mutuo. De todas formas una nueva realidad está presente, por lo tanto pienso que el desarrollo de una armonía mutua entre religiones diferentes es muy importante. Este es uno de mis compromisos, hasta mi muerte, promover la armonía religiosa. Es algo muy útil.

Así, cuando doy conferencias de budismo en Occidente, a públicos conformados principalmente por seguidores de otras religiones, el objetivo es ayudar a estas personas a desarrollar cierto entendimiento del budismo. Eso puede ser de ayuda para el desarrollo de la tolerancia. Entonces, quizá como señala el Papa actual, el énfasis se debe hacer en ambos, fe y razonamiento juntos; eso es muy importante. Sin razonamiento, algunas veces la fe pierde relevancia. Pero con razonamiento, la fe puede llegar a ser una parte de la vida extremadamente importante. Por ejemplo, la fe en Dios, puede ser de gran ayuda cuando una persona está pasando por un período difícil, ya que le da gran esperanza a la persona. Y si pensamos en términos de enojo, odio, celos, el deseo de engañar y amedrentar a otros, si tenemos fe, ésta nos protege en contra de tales emociones y acciones negativas. Cuando nos damos cuenta de esto, la fe se vuelve muy importante en la vida diaria. En la tradición budista ponemos igual énfasis en la fe y en la razón. Así que algunas explicaciones budistas, particularmente aquellas basadas en la razón, pueden ser útiles a los practicantes de otras tradiciones.

Compartiendo conocimientos con la ciencia

En la variedad de tradiciones religiosas presentes en el mundo actual, hay dos categorías: aquellas que son teístas y aquellas que no lo son. El budismo es una de las no teístas. De acuerdo con las religiones no teístas, el énfasis está en la ley de la causalidad. Entonces, naturalmente existe una gran cantidad de explicaciones de la ley de causa y efecto en el budismo y esto es algo muy útil de saber, ya que nos ayuda a conocer más acerca de nosotros mismos y de nuestra mente.

Por ejemplo, necesitamos darnos cuenta de que las emociones y las actitudes destructivas son la fuente de nuestro sufrimiento y dolor. Para eliminar el sufrimiento y el dolor, necesitamos enfocarnos no sólo en sus niveles físico y verbal, sino también en el mental. Los antídotos contra estos también son mayoritariamente mentales.

En la tradición budista, la explicación de la mente es muy detallada. También encontramos lo mismo en algunas tradiciones indias antiguas. Por lo tanto ahora la ciencia moderna está investigando profundamente esta área. Por ejemplo, la ciencia médica esta llevando a cabo investigaciones sobre las emociones ya que son muy importantes en relación con nuestra salud. Un cuerpo sano está relacionado con las emociones. Así, es particularmente importante para los neurólogos investigar cómo funciona el cerebro para descubrir más acerca de las emociones. En otros campos académicos también hay gran interés en la mente y las emociones. Por lo tanto la información del budismo y de religiones indias antiguas acerca de la mente y las emociones es muy útil para sus investigaciones.

Generalmente hago una distinción del budismo en tres partes: la ciencia budista, la filosofía budista y la religión budista. Consideren el ejemplo del propio Buda. Él fue originalmente, un ser sintiente ordinario, un ser limitado. Enseñó cómo transformar nuestras emociones y mentes ordinarias paso a paso y, siguiendo este camino, se convirtió finalmente en iluminado, y eso es un buda. Por lo tanto la propuesta budista es empezar en este nivel, el nivel de la gente ordinaria y luego avanzar desde ese nivel por todo el camino hasta la budeidad.

Por esta razón, primero necesitamos conocer la realidad de hoy: eso implica a la ciencia budista. Entonces, sobre esta base, vemos la posibilidad de cambio, de transformación. Vemos que el cambio es posible y eso es la filosofía budista. Cuando eso se vuelve claro para nosotros y tenemos confianza en el proceso de transformación interna, entonces podemos empezar la práctica de la religión budista.

Si regresamos a la ciencia budista, vemos que trata con dos áreas: internamente, con la mente, y externamente con los átomos, el universo y demás. La ciencia occidental tiene mucho que ofrecer en el nivel externo; parece estar extremadamente avanzada en esta área. Los budistas podemos aprender mucho de ella en relación a las partículas y cómo funcionan, sobre genética, sobre el universo; estos temas nos son muy útiles como budistas. Por lo menos, en términos de este planeta, es bastante claro que no hay un Monte Meru. Así que algunas de nuestras descripciones clásicas necesitan ser modificadas. Por lo tanto, es sumamente esencial para los budistas aprender sobre los descubrimientos científicos en los campos de la cosmología, la física de partículas, la física cuántica, etc.

Sin embargo, algunos hallazgos de la ciencia moderna son similares al budismo. Por ejemplo, originalmente, la gente creía que había cierto tipo de substancia autosuficiente, independiente, del lado de los objetos. Pero ahora, de acuerdo con los descubrimientos de la física cuántica, vemos que no hay tal cosa. Los budistas hemos entendido esto desde hace miles de años. El budismo enseña que nada surge o existe como autosuficiente sino que todo tiene un surgimiento dependiente.

Ahora, en términos del conocimiento interior la ciencia moderna está empezando a llevar a cabo algunas investigaciones, así que esto puede ser de beneficio mutuo. Los budistas pueden aprender sobre los fenómenos externos de la ciencia y la ciencia puede aprender de los budistas como tratar con las emociones negativas y ese tipo de fenómenos interiores. Así, cuando hablamos con científicos, no lo hacemos sobre vidas futuras o nirvana. No hablamos de aspectos religiosos sino de la mente y las emociones. Esto es porque tenemos el mismo método: investigamos los fenómenos para conocer la realidad.

Así que aquellos de ustedes, occidentales interesados en el budismo, es útil que lleven a cabo su propia investigación científica. Entonces, sobre la base de ofrecer la oportunidad de investigar las enseñanzas budistas con una actitud científica, me parece bien dar conferencias de budismo a audiencias no budistas. Por esta razón entonces, por favor vean mis pláticas como conferencias académicas. Excepto por algunos cantos al inicio, no hay rituales, no hay aspectos religiosos en mis pláticas. Sólo doy conferencias científicas. ¿Qué les parece?