Los archivos Berzin

Archivos budistas del Dr. Alexander Berzin

Cambie a la versión para lector de pantalla de esta página Salte a la navegación principal.

Inicio > Aproximaciones al budismo > Budismo en el mundo de hoy > Creer en una verdad o en muchas verdades

Creer en una verdad o en muchas verdades

Su Santidad el decimocuarto Dalai Lama
Hamburgo, Alemania, julio 21 de 2007
Transcrito y ligeramente editado por Alexander Berzin
Traducido por Fabiola Larios Togo

 

Algunas religiones creen en una verdad y otras creen que hay varias verdades. ¿Cómo resolver tal diferencia?

Por ejemplo, algunas personas creen firmemente que su religión es la más importante, la única verdadera y que las otras religiones son falsas. Pero la religión es un asunto personal, individual. Así, para cada individuo, la religión que él o ella practique o siga es en realidad la única religión para esa persona. Pero para aquellos amigos míos que creen que sólo hay una religión verdadera para todos, la realidad es que hay muchas religiones en el mundo, así como muchas verdades. Necesitamos aceptar la realidad. Por lo tanto, en términos de la cantidad de gente y comunidades que existen, el hecho de que también existan muchas religiones es perfectamente adecuado.

Para aquellos que sienten que sólo existe una verdad, una religión, adelante, conserven su religión, pero, por favor, respeten a las demás religiones, ya que ofrecen profundos beneficios a mis hermanas y hermanos. Por eso es que admiro, aprecio y respeto a todas las religiones, cristiana, musulmana, judía, hindú.

Algunos cristianos me describen como un buen cristiano. Yo considero algunos cristianos como buenos budistas. Acepto todas las prácticas más importantes del cristianismo: el perdón, la compasión, la caridad y demás. Considero la causa y el efecto como la base de la religión, mientras que los cristianos consideran a Dios como la base. Yo les digo que las enseñanzas sobre el surgimiento dependiente y el vacío son cosa nuestra, no suya, que no necesitan preocuparse por ello. Pero las otras enseñanzas, como aquellas relativas al amor y a la compasión, son comunes a todos nosotros. Estas enseñanzas compartidas son la base de toda armonía.